A las 7 de la mañana se ha puesto en marcha, junto al Resort La Garrofa, el Intercontinental Rally 2015 con una pequeña etapa prólogo hasta el puerto de Almería. Allí los más de 200 participantes procedentes de 12 países han embarcado para iniciar un viaje de cinco horas en ferry hasta Nador.

La participación española está encuadrada en su gran mayoría en la estructura del equipo Club Aventura Touareg, formado por 9 pilotos de moto, un coche de asistencia rápida con 4 tripulantes y un camión con tres componentes más, sumando un total de 16 personas.

Tras el ansiado encuentro en la noche del viernes la jornada del sábado estuvo dedicada a diversas labores de preparación, como el reparto de material aportado por los sponsors, los últimos retoques a la mecánica, o el brieffing por parte del director del equipo, el dakariano Manuel García “Murchi”, que transmitió valiosos consejos a pilotos y asistencia en un ambiente de gran camaradería.

La jornada del domingo estuvo dedicada a las verificaciones administrativas y técnicas durante la mañana y a la presentación de equipos y brieffing general durante la tarde noche. Este año tomarán parte en la prueba casi 40 motos además de numerosos coches, quads, y UTVs siendo estas las cuatro categorías en competición. A los competidores se suma un gran contingente de camiones de asistencia y organización.

Tras el desembarco la caravana pondrá rumbo hasta Taourirt en una corta etapa que servirá a los debutantes para familiarizarse con la navegación y probar sus vehículos.

Competición, aventura y labor humanitaria

Esta prueba transafricana está impregnada por todos los ingredientes que originariamente dieron fama internacional al Rally París – Dakar, pues aunque el ambiente competitivo está siempre presente, este queda supeditado a valores como el compañerismo, pasiones como la aventura o acciones como la labor humanitaria. Precisamente el Club Aventura Touareg tiene como uno de sus objetivos principales el traslado de gran cantidad de material médico al hospital infantil español de Chinguetti, en Mauritania, donde más lo necesitan. Allí se entregarán camillas, máquinas, medicinas y material diverso proveniente de las instalaciones médicas del Puerto Autónomo de Huelva.

google-site-verification: google9fc2117536b1fba7.html